Ir al contenido principal

Pazo de Lourizan: Arboreto centenario (gallego/castellano)


Provincia: PONTEVEDRA | Comarca: PONTEVEDRA | Concello: PONTEVEDRA | Parroquia: San Andrés de Lourizán | C.P.: 36153


Semiagachada na espesura da súa propia fraga, na marxe esquerda da ría entre Pontevedra e Marín, a tres quilómetros da capital, permanece esta xoia do patrimonio botánico de Galicia. A súa relación desde os anos corenta coa ensinanza, primeiro como Escola Técnica Superior de Enxeñeiros de Montes e na actualidade Centro de Investigacións Ambientais e Forestais de Lourizán, confírelle valor engadido na disposición dos elementos vexetais.






Seguindo o camiño de acceso habemos atopar varias fontes históricas: a fonte da cuncha (s. XVIII), a fonte dos tornos (s. XVII) con lavadoiro e a fonte-gruta dos espellos (s. XIX) cun curioso emprego do cemento da época e o vidro de cores. 







Deste xeito a chegada ao pazo, obra decimonónica do arquitecto Genaro de la Fuente, produce a impresión de grato encantamento. O edificio é dunha orixinal mestura de clasicismo modernista, con reloxo no canto de escudo, terraza superior en vez de tellado, e no chan escalinata imperial, estatuas de inspiración clásica e grandes ventanais acristaladados que dotan os interiores de luz e lixeireza. 





Está previsto que aquí se instale no futuro o Centro de Ciencias Ambientais dedicado á xestión sostible do monte en Galicia e dotado asemade dun museo interactivo. Da documentada orixe medieval do lugar como granxa no século XV só conserva un pombal con coroa de almeas en lugar destacado de observatorio sobre a ría, claro que o panorama cambiou desde aquela.








O xardín mantén a estrutura dos tempos de maior esplendor do lugar, cando foi residencia de verán e descanso do político Montero Ríos e polo que pasaron importantes invitados da época. 








Atópase un contorno vexetal realizado por especialistas franceses en xardinería, unha parte destinada ao cultivo da vide e outra a especies exóticas: cipreses, araucarias, cedros, magnolias, camelias, plátanos, eucaliptos e aligustres. A nómina de árbores monumentais mostra unha tendencia ao orientalismo. Así, por exemplo, no fermoso exemplar da árbore das pagodes na ala dereita do edificio, ou no fento arborescente de Tasmania ou na elección no céspede ofiopogon ou herba Mondo.












Sen dúbida un dos elementos máis rechamantes do recinto é o grande invernadoiro de deseño modernista, único na comunidade polas súas dimensións e fábrica de metal e cristal. Tamén na parte traseira, xunta a estación metereolóxica áchase un alpendre e hórreo de oito pares de pés datado no ano 1798. De aquí parte un camiño cara ao bosque de variadas especies e enlaza cos sendeiros umbríos do regato dos Trois que atravesa parte do predio. O circuíto por el conduce á parte máis agreste pero con recunchos de grande plasticidade visual alén do interese científico.

SUPERFICIE: 54 ha.

HORARIO:
Con vehículo, de luns a venres: 8:00 a 15:00 h..
Tardes e fins de semana, acceso sen vehículo.
Entrada: Libre.

SERVIZOS:
Centro de Investigacións Ambientais e Forestais. Pazo de Lourizán. Invernadoiro histórico. Fontes. Rótulos botánicos.

Castellano:
Semiescondida en la espesura de su propio bosque, en la margen izquierda de la ría entre Pontevedra y Marín, a tres kilómetros de la capital, permanece esta joya del patrimonio botánico de Galicia. Su relación desde los años cuarenta con la enseñanza, primero como Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes y en la actualidad Centro de Investigaciones Ambientales y Forestales de Lourizán, le confiere valor añadido en la disposición de los elementos vegetales.
Siguiendo el camino de acceso encontraremos varias fuentes históricas: la fuente de la concha (s. XVIII), a fonte dos tornos (s. XVII) con lavadero y la fuente-gruta de los espejos (s. XIX) con un curioso empleo del cemento de la época y el vidrio de colores. De este modo la llegada al pazo, obra decimonónica del arquitecto Genaro de la Fuente, produce la impresión de grato encantamiento. El edificio es de una original mezcla de clasicismo modernista, con reloj en lugar de escudo, terraza superior en vez de tejado, y en el suelo escalinata imperial, estatuas de inspiración clásica y grandes ventanales acristalados que dotan los interiores de luz y ligereza. Está previsto que aquí se instale en un futuro el Centro de Ciencias Ambientales dedicado a la gestión sostenible del monte en Galicia y dotado de un museo interactivo.
Del documentado origen medieval del lugar como granja en el siglo XV sólo se conserva un palomar con corona de almenas en lugar destacado de observatorio sobre la ría, claro que el panorama cambió desde aquel momento. El jardín mantiene la estructura de los tiempos de mayor esplendor del lugar, cuando fue residencia de verano y descanso del político Montero Ríos y por el que pasaron importantes invitados de la época. Se encuentra un entorno vegetal realizado por especialistas franceses en jardinería, una parte destinada al cultivo de la vid y otra a especies exóticas: cipreses, araucarias, cedros, magnolias, camelias, plátanos, eucaliptos y aligustres. La nómina de árboles monumentales muestra una tendencia al orientalismo. Así, por ejemplo, en el bello ejemplar del árbol de las pagodas en el ala derecha del edificio, o en el helecho arborescente de Tasmania o en la elección del césped ofiopogon o hierba Mondo.
Sin duda uno de los elementos más llamativos del recinto es el gran invernadero de diseño modernista, único en la comunidad por sus dimensiones y fábrica de metal y cristal. También en la parte trasera, junto a al estación meteorológica se halla un cobertizo y hórreo de ocho pares de pies datado en el año 1798. De aquí parte un camino hacia el bosque de variadas especies y enlaza con los senderos umbríos del regato de Os Trois que atraviesa parte de la finca. El circuito por él conduce a la parte más agreste pero con rincones de gran plasticidad visual más allá de su interés científico.

SUPERFICIE: 54 ha.

HORARIO: Con vehículo, de lunes a viernes: 8:00 a 15:00 h..
Tardes y fines de semana, acceso sin vehículo.
Entrada: Libre.

SERVICIOS: Centro de Investigaciones Ambientales y Forestales. Pazo de Lourizán. Invernadero histórico. Fuentes. Rótulos botánicos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hormonas de enraizamiento ecológicas

- Podemos aprovechar las hormonas que las semillas generan para su propia germinación. - Tradicionalmente se encajaba un grano de maíz en una hendidura practicada  en la base del esqueje.  Esta semilla al germinar generaba hormonas de enraizamiento que favorecía al esqueje. - Se puede usar soja, mijo, trigo, lentejas... en general cereales y leguminosas. - Usamos por ejemplo las lentejas porque son muy rápidas y seguras.

- Las ponemos a remojo en un bote de yogurt. Una parte de lentejas por cuatro de agua, durante 48 horas.


- Una vez germinadas, las pasamos por la batidora con el agua de su propia germinación. - Con este caldo podemos embadurnar los pies de los esquejes o empapar con él los
alrededores de los esquejes ya plantados. - Estas hormonas naturales se degradan fácilmente con la luz por lo que es mejor que el germinado tenga lugar en la oscuridad, y apliquemos el caldo inmediatamente. - Otra forma mas sencilla de usar las lentejas es enterrar unas cuantas junto con cada esqueje. Agua …

Plantas en el Ártico: la supervivencia del más apto

Sólo plantas resistentes pueden sobrevivir a fuertes vientos y fríos intensos en tierras polares. Las plantas con más éxito son simples, como musgos o líquenes. Crecen formando alfombras compactas y bajas  para evitar la congelación, captar la humedad disponible y ser aplastados por la nieve o el hielo.

     El verano al ser corto, las plantas florecen y crean semillas con rapidez antes de que regrese en invierno.. Hay pocos insectos, por eso muchas plantas se reproducen a partir de partes de sí misma como estolones o bulbos.

- Loiseleuria procumbens:



- Musgo:


- Sisynchium filifolium (Pálida doncella):

Esta planta subantártica de la familia del iris tiene hoja de tipo herbáceo. Puede almacenar nutrientes en sus raíces carnosas bajo tierra. Esta capacidad contribuye a su supervivencia y a crecer con rapidez en primavera.

- Artemisia borealis:


- Calandria feltonii:

- Primula scandanavica (Prímula del norte):

- Deschampsia cespitosa:

Amaryllis, las "Damas desnudas"

En el otoño Sudafricano, grandes extensiones de El Cabo se salpican de un rosa sorprendente debido a la floración concentrada de la floración Amaryllis belladona.

No hay hojas para disminuir el impacto, no aparecen hasta después de la floración, lo que le ha valido el apodo local de “damas desnudas”. En naturalista sueco Carl von Linneo bautizó la planta en honor a Amaryllis, una pastora de la poesía clásica, y la palabra latina belladona, que significa “bella dama”.  El nombre amarilis se da comúnmente a los híbridos de Hippeastrum. Estas derivan de especies silvestres que crecen en Sudamérica y América Central, como la H. vittatum de los Andes peruanos. Aunque se incluyeron originalmente en el género Amaryllis, se han transferido a su propio género, que solo se encuentra en las Américas. Otras amarilis ( es decir, familia: Amaryllidaceae) de origen sudamericano se han hecho populares en jardines de áreas libres de heladas, como la Zephyranthes, "Flor del Viento del Oeste"…