Ir al contenido principal

Jardines del Pazo de Oca: El Versalles gallego



Comienzo esta nueva sección en mi blog con uno de los más importantes jardines que conocí en mi primer viaje a Galicia como paisajista. Es el Pazo de Oca, una joya de la arquitectura pacega típicamente gallega. Lo llaman el "Generalife del Norte" o el "Versalles gallego" y quienes han escrito sobre este monumento de arquitectura pétrea y vegetal han debido recurrir a la comparación con aquellos conjuntos universalmente conocidos para significar a la vez la singularidad y la trascendencia del más señorial y mejor conservado de los pazos gallegos. La referencia en su diseño fue el jardín cortesano del Barroco.


El Pazo de Oca, situado a 14 km de A Estrada, se construyó a mediados del S.XVIII por orden de Andrés Gayoso. Aunque la tradición pretende que preexista en este lugar una antigua fortaleza desde el siglo XII, los primeros vestigios materiales que aún hoy subsisten datan de mediados del S.XV y son contemporáneos de los primeros señores de Oca: Álvaro de Oca y su hijo Suero. En este siglo es cuando se intensifica la remodelación y ampliación del conjunto, la antigua fortaleza pasó  a ser un manífico palacio con unos jardines que hoy en día conservan su fisonomía. En la segunda mitad del S.XX, los marqueses de San Miguel das Penas, encargan al jardinero del Palacio Real y ejecutor del Jardín del Moro de Madrid, Francisco Vié, una reforma de los jardines. Se acentuó el corte paisajista cerca del palacio y se crearon los paseos de tilos acentuando el eje ya existente.



Los jardines del Pazo de Oca cuenta con estanques, veredas y setos, balaustradas y puentes. El Pazo es una propiedad privada en la que los jardines pueden ser visitados. Situado en el valle de río Ulla, a unos 30 km del sudeste de Santiago de Compostela, fue declarado monumento histórico artístico.


Merece la pena visitar los jardines y su imagen más característica.......la perspectiva de la gran ría que atraviesa el jardín, formando dos grandes estanques separados por un puente de granito. En el interior parece navegar una barca de piedra cubierta de hortensias.Y en sus orillas los bojes se arquean bajo los árboles en busca de luz. En este espacio doblemente delimitado por un muro d piedra y otro vegetal, pretendió Andrés Gayoso desarrollar una idea conceptual cuyo significado completo hoy se nos escapa. Mandó construir dos barcas de piedra, una de guerra y otra de pesca y una figura, el señor de la sierpe, como intermediario entre los dos mundos: el de las aguas calmas del estanque de arriba, hoy llamado "de las virtudes" y el de aguas turbulentas del de abajo que conocemos como "de las vanidades".





Este es mi lugar favorito de todo el jardín, la enorme fuente que desemboca en el estanque, pero primero rompe en esta mesa de piedra. El sonido que produce es único, relajante y a la vez lleno de fuerza. 


 Comenzamos por el patio, que ha tenido diferentes diseños a los largo de la historia y que la única constante que permanece es la fuente central trilobulada. Los parterres geométricos y formales son obra realizada hacia 1930 por el XVI Marqués de Camaras, completados por el XX Duque de Segorbe.


Me encantó el seto podado, parece hecho de otro material, tan bien formado, tan perfecto.


El aspecto más destacado de Oca es la magistral conducción del agua, tanto como elemento lúdico como productivo.


Si accedemos al interior de sus jardines y los recorremos con tranquilidad, comprenderemos por qué lo llaman el "Versalles gallego". El agua se convierte en un elemento sobresaliente dentro del conjuntos.



Los jardines están llenos de caminos siempre bordeados por muros de piedra, altos setos o arboledas que nos dan sombra y no dejándonos saber que hay después.








Magnífica topiaria con el  escudo de Santiago


Estos jardines, cruzando de Este a Oeste el recinto, nos encontramos una zona abierta de jardines huertas. aparecen en los primeros planos, que hoy como ayer, están formados por grandes cuadros delimitados por setos bajos de boj que albergan las especies arbóreas de mayor interés botánico por su antigüedad: Camelia reticulata y Cryptomeria japónica entre otros.


Desde el patio se puede contemplar un edificio e un solo piso de planta rectangular formado por la adición de tres construcciones: dos alpendres y un invernadero que es uno de los más antiguos de España. Paralelo al edificio encontramos un laberinto vegetal de boj inspirado en la Catedral de Canterbury. La pena de este lugar es que como es muy frágil no está abierto al público.



A lo largo de todo el recorrido encontramos todo tipo de bosques y de árboles llenos de personalidad como éste con un tronco que iba creciendo en espiral.




Hayedo que te transportaba a un lugar lleno de fantasía




Es una visita obligada dentro de la Ruta de las Camelias que recorre los mejores jardines de Galicia donde este arbusto-árbol ( ya que algunas llegan a los 3 m o más) es el protagonista, pero este es otro tema del que ya hablaremos.


Información para las visitas:
Horarios: Todos los días de 9:00 hasta el anochecer.
Situado en el municipio de A  Estrada, cerca de Valboa, a unos 25 km del sureste de Santiago por la N-525. Telf.986 58 74 35



Bibliografía: 
es.fundacionmedinaceli.org
turismogalicia.blogspot.com

Comentarios

  1. ¡Qué preciosidad! con estas fotos dan más ganas aún de ir.. otro puente por favor!!!!
    Enhorabuena por tu blog Cristina!
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Isabel, es un placer recibir una opinión tuya, y ya sabes....estas invitada a pasar unos días en Galicia y nos hacemos un Garden tour intensivo por los mejores pazos y castillos de la zona.

    ResponderEliminar
  3. Yuhuuuuu me apunto!!!! jaja y te digo lo mismo para cuando vengas por madrid!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hormonas de enraizamiento ecológicas

- Podemos aprovechar las hormonas que las semillas generan para su propia germinación. - Tradicionalmente se encajaba un grano de maíz en una hendidura practicada  en la base del esqueje.  Esta semilla al germinar generaba hormonas de enraizamiento que favorecía al esqueje. - Se puede usar soja, mijo, trigo, lentejas... en general cereales y leguminosas. - Usamos por ejemplo las lentejas porque son muy rápidas y seguras.

- Las ponemos a remojo en un bote de yogurt. Una parte de lentejas por cuatro de agua, durante 48 horas.


- Una vez germinadas, las pasamos por la batidora con el agua de su propia germinación. - Con este caldo podemos embadurnar los pies de los esquejes o empapar con él los
alrededores de los esquejes ya plantados. - Estas hormonas naturales se degradan fácilmente con la luz por lo que es mejor que el germinado tenga lugar en la oscuridad, y apliquemos el caldo inmediatamente. - Otra forma mas sencilla de usar las lentejas es enterrar unas cuantas junto con cada esqueje. Agua …

Plantas en el Ártico: la supervivencia del más apto

Sólo plantas resistentes pueden sobrevivir a fuertes vientos y fríos intensos en tierras polares. Las plantas con más éxito son simples, como musgos o líquenes. Crecen formando alfombras compactas y bajas  para evitar la congelación, captar la humedad disponible y ser aplastados por la nieve o el hielo.

     El verano al ser corto, las plantas florecen y crean semillas con rapidez antes de que regrese en invierno.. Hay pocos insectos, por eso muchas plantas se reproducen a partir de partes de sí misma como estolones o bulbos.

- Loiseleuria procumbens:



- Musgo:


- Sisynchium filifolium (Pálida doncella):

Esta planta subantártica de la familia del iris tiene hoja de tipo herbáceo. Puede almacenar nutrientes en sus raíces carnosas bajo tierra. Esta capacidad contribuye a su supervivencia y a crecer con rapidez en primavera.

- Artemisia borealis:


- Calandria feltonii:

- Primula scandanavica (Prímula del norte):

- Deschampsia cespitosa:

Amaryllis, las "Damas desnudas"

En el otoño Sudafricano, grandes extensiones de El Cabo se salpican de un rosa sorprendente debido a la floración concentrada de la floración Amaryllis belladona.

No hay hojas para disminuir el impacto, no aparecen hasta después de la floración, lo que le ha valido el apodo local de “damas desnudas”. En naturalista sueco Carl von Linneo bautizó la planta en honor a Amaryllis, una pastora de la poesía clásica, y la palabra latina belladona, que significa “bella dama”.  El nombre amarilis se da comúnmente a los híbridos de Hippeastrum. Estas derivan de especies silvestres que crecen en Sudamérica y América Central, como la H. vittatum de los Andes peruanos. Aunque se incluyeron originalmente en el género Amaryllis, se han transferido a su propio género, que solo se encuentra en las Américas. Otras amarilis ( es decir, familia: Amaryllidaceae) de origen sudamericano se han hecho populares en jardines de áreas libres de heladas, como la Zephyranthes, "Flor del Viento del Oeste"…